Altavoz Argentina
Coberturas

Trueno brilló en el Gran Rex

Durante el recital, el rapero sorprendió a su público con el estreno en vivo sus nuevos singles.

El rapero Trueno brilló este martes a la noche en la primera de sus tres fechas en el porteño Teatro Gran Rex de despedida de “Atrevido” con un show arrollador de una hora y media, una banda que le aportó frescura y pulso rockero a su repertorio y su novia Nicki Nicole y Yesan entre los invitados.

Luego de varias reprogramaciones por las restricciones sanitarias, el freestyler de 21 años finalmente pudo brindarse ante un público que colmó la sala del mítico teatro de la Avenida Corrientes para acompañar su definitiva consagración.

Trueno llegó a esta despedida del “Atrevido Tour” tras una gira española que durante julio pasó por Sevilla, Barcelona, Alicante, Gandía, Huércal-Overa, San Roque, Madrid, Lleida, Tarragona, Sant Antoni de Calonge y Madrid, causando sensación a su paso.

Mateo Palacios -tal su verdadero nombre- irrumpió en escena pasadas las 20.15 para abrir la noche con “2.0.1.9”, la canción de apertura de su álbum que en vivo cobró una forma aún más gótica –con el aporte de Yesan en la guitarra- y que cantó desde lo más alto de una pirámide que configuraban el juego de luces y visuales de alto impacto.

Antes de hacer una primera pausa para dar palabras de bienvenida, interpretó “Cucumelo” y su “BZRP Music Sessions” que registró en el estudio del galardonado productor Bizarrap en 2019.

Sentado en una banqueta y envuelto en un halo de rayos tipo láser que lo rodeaban desde arriba, Trueno interpretó la intimista “Rain” y luego continuó con “GPS” en la que hizo su primera aparición en escena Kmi420, su amigo al que le concedió absoluto protagonismo durante toda la noche delegando en él la tarea de cantar a las barras que originalmente grabaron Aleman, Duki y WOS.

MC Peligro, su papá, hizo su aparición en “24/Siempre” y fue otro de los invitados que estuvo casi todo el tiempo presente en escena para animar al público y hacer acompañamientos vocales como en “Background”, donde además se sumó el trapero Baby Lucka.

En otro pasaje, el artista oriundo de La Boca sumó un tridente de vientos para desplegar arriba sus dotes de freestyler y cerró la improvisación con una advertencia: “Si quiero mañana vuelvo a las batallas y los parto a todos”, cantó el excampeón argentino de la FMS y Red Bull Batalla.

En una noche de despedida de su disco, aprovechó para estrenar en vivo sus nuevos singles “Solo por vos”, “Feel Me?? y “Panamá”, dedicada a su “hermano Mauro, el Duko” que no pudo ser de la partida.

Tras una breve pausa, el rapero volvió a tomar el escenario para improvisar sobre una batucada que le puso ritmo a “Azul y Oro”, dedicada a todos “los ñeris que están en la Boca” y a su amigo Chucho “que está en el cielo”.

Después la “BZRP Freestyle Session”, en versión ultra-rockera, el estilo Beastie Boys y Rage Against The Machine siguió con “Sangría” que terminó de cantar colgado desde una escalera, con el torso desnudo y a los gritos.

Con los primeros acordes de “Mamichula” todo parecía anunciar que la gran sorpresa de la noche que tanto esperaba el público acabaría por suceder: la rosarina Nicki Nicole irrumpió en escena para perrearle y cantarle a los ojos a su novio y coronar juntos la canción con un beso en la boca y un abrazo.

El cierre llegaría con “Ñeri” y “Atrevido” para coronar con ovaciones y aplausos la primera velada de Trueno en el Gran Rex.

Fuente: Agencia Télam

TE RECOMENDAMOS SEGUIR LEYENDO

Recordaron el primer festival del rock argentino

Redacción